martes, 5 de abril de 2011

† La Tributación en la Historia del Perú †

HISTORIA DE LA TRIBUTACIÓN

Para comprender mejor la historia de la tributación en nuestro país, debemos tener presente que está marcada por dos momentos diferentes: antes y después de la llegada de los españoles. 
Desde esta perspectiva, el desarrollo del proceso, a través del cual el Estado recibe bienes (moneda, especie, o trabajo) para cumplir con las funciones que le son propias (como realizar obras o brindar servicios para el bien común), fue distinto en ambos períodos. 

Historia de la Tributación durante el Tahuantinsuyo :

Existen diversas fuentes bibliográficas en la cuales se desarrolla este tema.  Por ejemplo, Alfonso Klauer (2005) en su obra “El Cóndor herido de muerte” reagrupa en tres subconjuntos los tributos que estaban obligados a aportar los Incas, según fuentes del historiador Franklin Pease. 

Contribuciones permanentes

-  Tres hombres y tres mujeres, por cada cien adultos, para extraer oro que era llevado al Cusco durante todo el año. 
-  Sesenta hombres y sesenta mujeres para extraer plata que era llevada al Cusco durante todo el año. 
-  Ciento cincuenta hombres para trabajar permanentemente como  yanaconas de Huayna Cápac. 
-  Diez yanaconas para trabajar en depósitos de armas. 
-  Cuarenta para custodiar a las mujeres del Inca.
-  Quinientos como cargadores de las andas del Inca, entre otros.

Contribuciones periódicas

-  Cuatrocientos hombres para sembrar tierras en el Cusco (una o dos veces al año). 
-  Cuarenta hombres para trabajar las tierras del Inca en Huanuco. 
-  Cuarenta hombres para sembrar ají en el Cusco. 
-  Sesenta hombres para sembrar y cosechar la coca que era llevada al Cusco.

Contribuciones esporádicas

-  Cuarenta hombres para acompañar al Inca durante sus cacerías de venados; y, 
-  Quinientos hombres para sembrar y otras diversas actividades, sin salir de sus tierras.

De esta lista detallada se puede deducir que la atención principal de la administración imperial “giraba alrededor del control de la energía humana”, como afirma Pease. En sus inicios, el poder del Inca (Estado) se sustentó en una constante renovación de los ritos de la reciprocidad, para lo cual debió tener objetos suntuarios y de subsistencia en sus depósitos en cantidad suficiente para cumplir con los curacas y jefes militares que se hallaban dentro del sistema de la reciprocidad. En la medida que creció el Tawantinsuyo, se incrementó el número de personas por agasajar, lo que dio lugar a la búsqueda de nuevas formas de accederala mano de obra, obviando los ritos de la reciprocidad. Así aparecieron los centros administrativos y, más adelante, los yanas que eran  representantes del Inca. 








Historia de la Tributación durante la Colonia:

La forma de tributar en el contexto occidental tuvo características propias. El tributo consistía en la entrega de una parte de la producción personal o comunitaria al Estado,  que se sustentaba en un orden legal o jurídico. La conquista destruyó la relación que existió en la época prehispánica en la que la  entrega de bienes o fuerza de trabajo  se basaba en los lazos de parentesco, que fueron el fundamento de la reciprocidad.  La nueva forma de tributación proveniente de occidente se organizó en base a ordenanzas y mandatos del rey, de acuerdo con tasas o regímenes establecidos. La recaudación del tributo era responsabilidad del corregidor, quien para evitarse trabajo “vendía” dicha responsabilidad a un rentista o se la encargaba al encomendero al inicio de la colonia y posteriormente al hacendado y a los curacas. Los corregidores entregaban lo recaudado al  Real Tribunal de Cuentas con cargo a regularizar lo faltante en una siguiente entrega. Esta casi nunca se producía porque en esa época un trámite ante el Estado virreinal podía fácilmente demorar entre cinco y diez años, lapso en el cual el  corregidor moría o la deuda prescribía. 
Otro asunto importante es que la base tributaria (número de contribuyentes) estaba compuesta por los indios de las encomiendas y de las comunidades. Sobre ellos recaía el mayor peso de la carga tributaria. Ellos pagaban un impuesto directo, mientras que los españoles, criollos y mestizos tenían obligaciones que mayormente no afectaban su renta sino su poder adquisitivo. Esta situación se mantuvo hasta bastante iniciada la República y acabaría sólo cuando Don Ramón Castilla abolió la esclavitud y el tributo indígena en 1854.

QUINTO REAL 

El 20% de la producción minera le pertenecía al rey. Durante el siglo XVII el quinto se rebajó al 10% para fomentar la legalización de la producción de plata.

ALMORJARIFAZGO 

Fue impuesto por el gobernador Lope García de Castro. Era un derecho de aduana que se aplicó a las exportaciones e importaciones de bienes.

ALCABALA 

Gravaba todas las transacciones de bienes (sin perjuicio del almojarifazgo). Es comparado con el impuesto general a las ventas. El vendedor estaba obligado a pagarlo y sólo se  exceptuaba instrumentos de culto, medicinas, el pan, entre otros bienes. 

TRIBUTO INDIGENA 

Fue pagado por los indios de manera comunal. Los nativos tenían esa obligación en su condición de vasallos. Francisco de Toledo fue quien reglamentó el cobro de este tributo.

DIEZMO 

Fue establecido para los Reyes Católicos. Consistía en que el 10% de la producción de la tierra o beneficio se dedique a la Iglesia Católica. La cobranza de los diezmos se arrendaba al mejor postor.

BULA DE LA SANTA CRUZADA 

Fue impuesta en América por  pedido de Gregorio VIII. Era 
pagado por las principales ciudades del virreinato 

COBOS 

Impuesto que se cobraba de todas las barras fundidas en la 
casa de quintos. Osciló entre el 1 y 15%. 



Historia de la Tributación durante la República:

Al independizarnos de España, la tributación siguió teniendo a la legislación como su fuente de legitimidad. En este caso, eran las leyes creadas por la naciente república.  
A lo largo de nuestra historia republicana hemos pasado por períodos de inestabilidad política y económica. Así, la tributación existente en cada período ha sido y continúa siendo expresión clara de las contradicciones de la época.

A.Tributación en el Siglo XIX

Sistema de tributación
• Desde la primera Constitución del Perú en 1823, se  define la obligación del Poder 
Ejecutivo de presentar el Presupuesto General de la República. 
• Dicho presupuesto se establecía de acuerdo con un cálculo previo de los egresos y 
fijando las contribuciones ordinarias, mientras se establecía una contribución única 
para todos los ciudadanos. 

Finalidad de la tributación
• Proveer al Estado del dinero necesario para la defensa nacional, la conservación del orden público y la administración de sus diferentes servicios. 
• Recién con Piérola, a fines del siglo XIX, el Estado asume, además de los fines mencionados, otros de índole social, tales como la educación y la salud públicas. Por ejemplo, los subsidios a la alimentación y el inicio de la construcción de las llamadas viviendas populares. 

   1. Tributos directos 
       •  Los tributos directos fueron los que afectaban a las personas, los predios,  las industrias y patentes. 
       •  Afectaban a todos los ciudadanos de la naciente República, pero no de la misma manera. 
       •  Se diferenció la tributación indígena y la de castas. 
       •  Además, estaban también los tributos por predios, industrias y patentes.
          a) Tributo Indígena
              •  El tributo indígena fue abolido en 1821 cuando se  proclamó  la  independencia.  
               Sin embargo, en 1826 se restableció. 
              •  Los indígenas estaban dispuestos a pagar el tributo, pero solicitaron que no se les cobrara ningún
               otro impuesto.
              •  El tributo indígena recién fue abolido durante el gobierno de Castilla en 1855.

          b) Tributo de Castas
              •  Abarcaba el tributo personal de los trabajadores y de los que tenían una renta anual. 
              •  En 1842 estaban obligados a cumplirla todos aquéllos que no eran indígenas.  

          c) Predios
              •  El valor de los predios era asignado por su producto, no tenían valor en sí mismos.
              •  1825: todo tipo de predios (urbanos o rurales) debían contribuir anualmente con el 5% de la       
                  utilidad de su arrendamiento, pero luego se redujo a 3%.
              •  Diversos decretos aumentaron o redujeron ligeramente estas cifras.

          d) Tributo de Industrias y Patentes
              •  Las otras contribuciones directas fueron las que se aplicaron a las industrias y la de patentes, la
                 que finalmente se mantuvo. 
              •  El impuesto gravaba el 3% sobre el producto de la industria o capitales que se obtuvieran por su   
                  ejercicio. 
              •  La recaudación de este tributo sólo fue posible en las capitales de departamento y ciudades cuya 
                  población así lo justificaba (lo cual ya reducía su base tributaria). 
              •  La contribución de patentes estaba dirigida a aquéllos que se dedicaban al comercio, al arte o a 
                  cualquier labor industriosa. 
              •  Aquéllos que pagaban el impuesto de castas, estaban exentos de pagarla.




   2.  Contribuciones indirectas 
        •  Los impuestos indirectos provenían en su mayor parte de las aduanas. 
        •  Otros tributos indirectos fueron los diezmos, los estancos y alcabalas, entre otros.
           Aduanas 
           Sufría una serie de dificultades y trabas principalmente por el gran contrabando de la época, afectando      

           notoriamente al erario público.

           1868-1872
           •  Destaca Piérola como Ministro de Hacienda.
           •  Se firma el controvertido contrato Dreyfus y se hacen dos grandes empréstitos para construir 
               ferrocarriles y    obras públicas.
           •  Se intentó reducir los gastos fiscales y aumentar los impuestos.

           Tras la guerra, Nicolás de Pierola realizó una reforma tributaria, creando la compañía recaudadora de 
            impuestos. Además se formaron empresas industriales, comerciales y financieras.

B.La Tributación en el Siglo XX

Periodo 1900 – 1962
En esta etapa de nuestra historia, los productos de exportación tuvieron mayor auge.  De acuerdo con el  orden de importancia fueron: azúcar, algodón, lana, caucho, cobre, petróleo y plata. El control de la exportación (al inicio en manos nacionales) no fue en sí tan importante como la dependencia hacia el mercado internacional y sus efectos en la economía nacional. 


Periodo de 1962 A 1990
En este período, es importante destacar que, mediante el Decreto Supremo N° 287-68-HC, dado el 9 de octubre de 1968, se sustituyó el sistema cedular de Impuesto a la Renta por el Impuesto Único a la Renta. Con él se estableció el Impuesto a la Renta con las características que conocemos actualmente. También en el gobierno militar  se gravó por primera vez al Patrimonio Accionario de las Empresas y al Valor de la Propiedad Predial, creados ambos por Decreto Supremo No 287-68-HC.

Impuesto a las Ventas, Servicios y Construcción 
Se creó en 1972 con el Decreto Ley N° 19620 y entró en vigencia en 1973. Sustituyó a la Ley de Timbres. En el caso de la construcción, se aplicó al total de ingresos recibidos por las empresas constituidas por materiales, mano de obra y dirección técnica.  El impuesto a las remuneraciones por servicios personales grava a  todos aquellos que son ejercidos de manera independiente. 

De 1991 a la actualidad
El proceso de reforma iniciado en 1991 permitió lograr una simplificación normativa y la consolidación institucional de la administración tributaria (SUNAT), dotándola de profesionales de alto nivel con el soporte tecnológico para desarrollar sus funciones.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada